Blanqueamiento dental ¿Es un procedimiento seguro?

Blanqueamiento dental ¿Es un procedimiento seguro?
5 (100%) 3 votes

Blanqueamiento Dental, ¿Es un procedimiento seguro?

El blanqueamiento dental es muy seguro porque es un procedimiento no invasivo, no afecta el esmalte dental y actúa únicamente sobre las manchas.

Las manchas externas son la acumulación de moléculas orgánicas llamadas cromóforos. Cuando el gel blanqueador entra en contacto con los dientes se genera una reacción química que afecta únicamente a los cromóforos, los divide y los extrae del esmalte dando como resultado una superficie dental más clara.

Es importante tener en cuenta que este procedimiento siempre debe ser realizado o supervisado por un odontólogo.

Las manchas dentales pueden ser intrínsecas (están en el interior del diente) o extrínsecas (están en el exterior del diente y son producto de la alimentación o hábitos como fumar). El blanqueamiento dental tiene mucho éxito en las manchas externas, las internas necesitan una evaluación más profunda, para determinar su origen y el tratamiento ideal.

En la mayoría de los casos, después de un blanqueamiento dental el principal síntoma indeseable es la sensibilidad dental; normalmente es menor en el tratamiento con cubetas que en el de consultorio, pero siempre se presenta en mayor o menor grado dependiendo de algunos factores como: umbral del dolor de cada paciente, tamaño del nervio dental (cámara pulpar) y presencia de grietas o restauraciones mal adaptadas que permitan el paso del gel blanqueador a la dentina (capa debajo del esmalte). La sensibilidad dental no es permanente, después de 2 o 3 días desaparece, además durante el tratamientos se pueden utilizar medicamentos que ayuden a disminuir el dolor.

Antes de este tipo de tratamiento es fundamental hacer una evaluación del paciente, para determinar que tipo de blanqueamiento esta indicado en su caso y si es necesario manejar la sensibilidad antes de iniciar.

Por último, el blanqueamiento dental hace parte del diseño de sonrisa, puede ser la parte inicial de una serie de tratamientos para mejorar la estética de la sonrisa o en algunos casos puede ser lo único que se necesite para lograr una sonrisa radiante.

Algunos tips para mantener el blanqueamiento dental son:

  1. Cepillar los dientes 3 veces al día, usar seda dental y enjuague bucal sin alcohol.
  2. Evitar o consumir con moderación  bebidas como: Café, vino tinto, té, bebidas con colorantes artificiales y alimentos como: salsas (curry, soja), frutas con colores intensos (uvas, arándanos).
  3. Evitar el consumo de tabaco, que además de afectar el color de los dientes puede generar problemas mas graves como cancer oral.
  4. Se pueden utilizar cremas dentales blanqueadoras (preferiblemente por recomendación del odontólogo).
  5. Limpieza dental profesional cada 6 meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×